Poema: Pleamares

Tienes la mirada fría. Nada me importa.
Ni dejar de hablar. O callar para siempre.
Son mis rocas chocando contra tus mares.
Mares secándose sobre estas piedras,
abanicados por la sombra de las palmeras.
Para nadar hacia atrás, tierra adentro,
ya encontré cangrejos en la playa
que arrastraran mis pesadillas al fondo,
y peces voladores bailando por alegrías
para librarme del salitre a besos.
Quieres robarme para tus adentros,
pero tengo la fuerza del perdón sin Alzheimer,
del corazón que aletea sobre las olas
y el grito lloroso de la pardela nocturna
en el bolsillo de la experiencia.
Te atreves a salpicarme en tu pleamar,
anegando cada orilla arenosa
que no tiene el color de tus deseos;
negro azabache es el latir de tu egoísmo
y deslíes con espuma gris mis callaos.
Pero no me importa. Cuando vienes,
ya ando contra corriente. Ya corro.
Cambiando tu pleamar por pleno amor
asciendo y me tiendo, inerme, junto al volcán
a escuchar el corazón multicolor de la montaña.
Y me duermo bajo un cielo estelar.
Y me sumerjo en la noche.
Y te sueño en calma.
Y tu mirada arde.
Y sí te quiero.

Poema: PLEAMARES, incluido en ‘Sin mirar atrás: una introspección poética’ (Amazon, 2015), escrito por  Alicia Armas ( @dobleapunto 2016 ) |



“Tienes la mirada fría. Nada me importa. Ni dejar de hablar. O callar para siempre. Son mis rocas chocando contra tus mares. Mares secándose sobre estas piedras, abanicados por la sombra de las palmeras. Para nadar hacia atrás, tierra adentro, ya encontré cangrejos en la playa que arrastraran mis pesadillas al fondo, y peces voladores bailando por alegrías para librarme del salitre a besos. Quieres robarme para tus adentros, pero tengo la fuerza del perdón sin Alzheimer, del corazón que aletea sobre las olas y el grito lloroso de la pardela nocturna en el bolsillo de la experiencia. Te atreves a salpicarme en tu pleamar, anegando cada orilla arenosa que no tiene el color de tus deseos; negro azabache es el latir de tu egoísmo y deslíes con espuma gris mis callaos. Pero no me importa. Cuando vienes, ya ando contra corriente. Ya corro. Cambiando tu pleamar por pleno amor asciendo y me tiendo, inerme, junto al volcán a escuchar el corazón multicolor de la montaña. Y me duermo bajo un cielo estelar. Y me sumerjo en la noche. Y te sueño en calma. Y tu mirada arde. Y sí te quiero”. Poema: PLEAMARES, incluido en ‘Sin mirar atrás: una introspección poética’ (Amazon, 2015), escrito por @dobleapunto | #love #poesía #poema #poemoftheday #frases

Una publicación compartida de dobleApunto (@dobleapunto) el

Etiquetas

También te puede interesar ...

0 Pensamientos en “Poema: Pleamares”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Conectamos?

Comprar ‘Sin mirar atrás: una introspección póetica’

Portada

Haz click en la imagen para ir a la tienda.

Merchandising

Instagram

Sígueme en Twitter

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies